san juan y la unidad hasta que duela | revista crisis
san juan y la unidad hasta que duela
El 31 de marzo los sanjuaninos votarán en una interna ardiente donde se enfrentan los seguidores de Lavagna y Cristina. Mientras tanto, Cambiemos lleva como candidato al referente menos macrista de su tropa.
Ilustraciones: Panchopepe
29 de Marzo de 2019

Este domingo se celebran las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias en San Juan, primer paso para elegir la gobernación, 19 intendencias, 36 bancas en la Cámara de Diputados y 127 concejalías. Pero hay también una dimensión estratégica en juego: la consolidación de la figura del gobernador Sergio Uñac (en el tablero nacional y en el peronismo sanjuanino, donde aún gravita el histórico José Luis Gioja); y el intento de un recambio generacional en la oposición, que tiene como protagonista al intendente santaluceño Marcelo Orrego –Santa Lucía es un departamento del Gran San Juan, cuyo electorado históricamente vota a contramano de los gobernadores electos.

Uñac consiguió el sillón del Ejecutivo en el 2015 con el 53,5% de los votos, luego de vencer en la interna a Ruperto Godoy, candidato del kirchnerismo. Para estas elecciones su intención es llegar al 55% como mínimo, porcentaje que le permitiría pensar en la consolidación deseada.

Durante los 39 meses del gobierno Uñac, la relación con el diputado nacional José Luis Gioja fue desgranándose. No dejaron de mostrarse juntos, pero se redujo el número de apariciones en público. Mientras el actual gobernador decidió negociar con la Casa Rosada algunas concesiones en la Cámara de Diputados y Senadores –el pago a los fondos buitres y la aceptación de los pliegos para convertir en cortesanos a Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti–, el presidente del Partido Justicialista (PJ) a nivel nacional no lo hizo. La distancia se agigantó al momento de definir simpatías nacionales: mientras Gioja apuesta por Cristina Fernández de Kirchner, Uñac prefiere al ex ministro de Economía, Roberto Lavagna.

El plan de provincializar la elección y evitar definiciones ante un peronismo ardiente empezó a gestarse a inicios del 2018. La intención fue cortarse del plano nacional con mucha anticipación y convertirse en una de las primeras provincias en mostrar un triunfo contundente que permita darle fuerza a la figura de Uñac. La Cámara de Diputados le dio luz verde a las modificaciones legales y el pasado 17 de octubre en la sede del PJ  se anunció el adelantamiento de los comicios durante el acto del “Día de la Lealtad”.

La interna más caliente tendrá lugar en Rawson, donde vota el 16,7% del padrón provincial, y será sede de la disputa entre dos formas de ver al peronismo que podrían resumirse en cinco apellidos: Fernández de Kirchner versus Lavagna; Gioja versus Uñac.

 

unidos pero no organizados

El 10 de enero en el hotel Provincial los integrantes del Frente Todos ofrecieron la postal que el peronismo quiere ver a nivel nacional. El justicialismo compacto, con el kirchnerismo dentro. La imagen no se replicó en el armado de las listas donde sólo dos precandidatos a intendente se identifican con Unidad Ciudadana: uno en Rawson (Rubén García) y otro en Rivadavia (Ruperto Godoy); los dos disputan internas.

La grieta fue agigantándose luego de las manifestaciones de apoyo de Uñac a Lavagna, que no sólo incluyeron tweets sino también por sus visitas a San Juan y Buenos Aires. La última fue en el programa de Luis Novaresio. Allí el sanjuanino tiró dos bombas: por un lado, dijo que no sería un disparate acompañar como candidato a vicepresidente al ex ministro de Economía en una hipotética fórmula; por otra parte le aconsejó “a Cristina que no se postule”, una frase muy polémica. De regreso en San Juan aseguró que la expresión vino desde el afecto.

El consejo no cayó bien en el círculo K sanjuanino. Los principales referentes sociales aliados a Cristina y las figuras de Unidad Ciudadana murmuraron su enojo puertas adentro y en estricto off. El que sí  salió a hablar públicamente fue Gioja, en su rol de presidente del partido Justicialista: manifestó no estar de acuerdo con la afirmación y calificó a Cristina como la dirigente política más representativa de Argentina. Unidad hasta que duela.

modelos de peronismo

La interna más caliente tendrá lugar en Rawson, donde votan 93.097 electores de los 557.166 de la provincia (el 16,7% del padrón). El territorio, ahora en manos de Juan Carlos Gioja (hermano del tres veces gobernador), será sede de la disputa entre dos formas de ver al peronismo que podrían resumirse en cinco apellidos: Fernández de Kirchner versus Lavagna; Gioja versus Uñac.

El giojismo lleva como candidato a Rubén García, secretario de Obras de la municipalidad; el uñaquismo a Pablo García Nieto, diputado y hombre del riñón del mandatario sanjuanino. Con campañas diametralmente opuestas, la disputa entre los dirigentes con más peso dentro del electorado local terminará coronando al ganador con una cuota de poder extra.

Unidades básicas, caminatas por todos los barrios, reuniones con los sectores productivos del departamento y hasta una carta a cada rawsino manifestando el apoyo a Cristina, el “Flaco” Gioja se puso la campaña al hombro para retener el territorio que lo vio crecer políticamente. Si saca el as de espadas en la partida, la ganancia será clave dentro de la provincia, donde su nombre pasó a ser mala palabra para algunos sectores de la militancia con los que supo caminar años atrás y con los que ahora no hay ni una fotografía o acto público compartido.

La campaña de García Nieto es distinta: además de las clásicas caminatas, juegan un papel protagonista los pre-acuerdos con funcionarios provinciales para realizar obras o tener más presupuesto en caso de ganar la pulseada. En la calle evitan hablar de referentes nacionales, pero no esconden la simpatía por Lavagna como reconstructor de puentes para unir la “grieta”.

A lo largo de la administración Macri, Marcelo Orrego nunca fue un férreo defensor del modelo cambiemita y su estrategia para despegar incluyó permuta de nombre.

 

amarillo poco intenso

Con el senador Roberto Basualdo desgastado como candidato tras postularse cuatro veces a gobernador consiguiendo resultados cada vez más magros, Cambiemos apostó a una estrella en ascenso: Marcelo Orrego, intendente que supo construir poder administrando un departamento ordenado y urbano de San Juan. Confeso peronista, aceptó el reto pero puso condiciones. La primera, despegarse de la Casa Rosada; segundo, incluir a su gente de confianza en los lugares más codiciados de la lista a legisladores; y por último, competir por una banca en el Congreso Nacional en los próximos comicios.

Basualdo es un empresario muy acaudalado, con inversiones en Miami, y fundador del partido provincial Producción y Trabajo. Después de haberse aliado con Adolfo Rodríguez Saá y Sergio Massa, decidió acompañar al macrismo. Actualmente es uno de los grandes defensores del modelo PRO.

Orrego arrancó su carrera como asesor de Basualdo, pero siempre soñó con Santa Lucía, su departamento natal. Gracias a una gestión con niveles altísimos de aprobación (el 68%), se convirtió en la carta más poderosa para competir en esta difícil partida. A lo largo de la administración Macri nunca fue un férreo defensor del modelo cambiemita y su estrategia para despegar incluyó permuta de nombre. El candidato prendió la luz roja dentro del círculo Cambiemos cuando le puso “Con Vos” al frente que tiene al partido amarillo como protagonista, confirmando una ola que viene de otras provincias y amenaza con expandirse.

El resto de la oposición no logró armados potentes. El Frente San Juan Primero lleva como candidato a gobernador a Martín Turcumán –quien fuera cabeza de lista del macrismo en las elecciones de 2015–, en una alianza con los socialistas que sorprendió en términos ideológicos. Por su parte, la izquierda va dividida y las fuerzas provinciales tradicionales compiten en soledad, sin candidatos en todos los departamentos.

El triunfo peronista se da por descontado en San Juan, pero Cambiemos aspira a lograr un piso del 30% de los votos y algunos se permiten soñar con el 38%. Sin embargo, lo relevante este 31 de marzo es que comenzará a definirse el destino de la grieta Uñac-Gioja y se juega la consolidación del actual gobernador sanjuanino en la provincia y a nivel nacional (donde no descarta participar).

Relacionadas
Analistas
Por Mario Santucho
cuarto oscuro online / gángster digital / zuckerberg 2019
Por Nicolás Mavrakis
perfil electoral / pase a la política / matías lammens
Por Agustín Jerónimo Valle, Por Mario Santucho
Analistas
Por Hernán Vanoli
Analistas
Por Sol Montero
Analistas
Por Shirley Herreros
Analistas
Por Natalí Incaminato
Analistas
Por Paula Litvachky
Destacadas
gps memorioso / la casa está en orden / no matarás
Por Ximena Tordini
posverdad y justicia / santiago maldonado
Por Mario Santucho
rescate emotivo / la última carta / operación gaviota
Por Mario Santucho
Analistas
Por Paula Litvachky